Tocando percusión para bailarinas

Este artículo es un extracto de mi libro/DVD titulado “Rythms of thr Nile / Drumming 4 Belly Dancers” (“Ritmos del Nilo / Tocando percusión para bailarinas”), que verá la luz en el transcurso del año.  Sin embargo, he decidido publicarlo como un artículo pues veo que la demanda por esta información crece, a juzgar por la avalancha de cartas y correos electrónicos que recibo tanto de percusionistas como de bailarinas de todo el mundo.  A su vez, este artículo está basado en un artículo anterior titulado ‘Been There, Done That, Read the Book, Seen the Film and Bought the t-shirt’ (“He Estado Ahí, He Hecho Eso, He Leído el Libro, He Visto la Película y He Comprado la Camiseta”), disponible en mi web (www.hossamramzy.com).

Habiendo tocado percusión para bailarinas desde no recuerdo cuando, he llegado a darme cuenta de algunas normas importantes a las que Un Buen Percusionista para Bailarinasdebería adherirse.

Para ser un buen percusionista para bailarinas, es necesario entender de qué  trata realmente la danza Egipcia / de Oriente Medio. Mi norma es ésta:

“El auténtico arte de la danza oriental reside en escuchar la música visualmente”. 2000 © Copyright Hossam Ramzy.

¿Qué significa esto?  Significa que cada sonido hecho por la música DEBE traducirse como un movimiento tridimensional por parte de la bailarina.  Por ejemplo, si la orquesta al completo está tocando junta una frase larga –ya sea la introducción, el finale, o en la mitad de la composición-  la bailarina debería realizar movimientos grandes a través del escenario y utilizar más el espacio disponible para bailar que cuando un músico está tocando un solo.

No voy a intentar decirle a una bailarina qué movimientos hacer, ni a otro percusionista qué ritmos, fraseos o acentos él/ella debería tocar en dichas partes de la música.  Ambos deberían darse cuenta de si se trata de un gran sonido producido por toda la orquesta o de un sonido pequeño producido por un solista, y actuar en consecuencia.

Esta norma aportó luz a un importante estudio sobre traducción musical: me he preguntado frecuentemente: “Cómo debería una bailaríina traducir la música?”  Y creo que muchas bailarinas, percusionistas y músicos también quieren averiguar esto.  Bien pensado…  Ahora que TODOS nos hemos dado cuenta de que ES NUESTRO DEBER enseñar al PÚBLICO que la Danza del Vientre (o Danza Oriental) no es una forma barata de striptease, también deberíamos informarles sobre esto.

Esto me llevó al descubrimiento único de una sencilla pero poderosamente efectiva fórmula artístico-científica para la interpretación musical:

E = E en su tamaño y dirección.  2000 © Copyright Hossam Ramzy.

¿Qué es la 1ª E?

Es el sonido musical que escuchamos; ya sea orquesta o solista.

¿Qué es la 2ª E?

Es el movimiento realizado por la bailarina en respuesta al sonido musical.  Dicho movimiento debería ser igual en largo (duración) y tamaño al sonido de la música.  También debería variar la dirección cada vez que el sonido musical hace el menor cambio.  Para conseguir esto, la bailarina debe comprender cómo están construidas las piezas musicales, así que más adelante encontraremos una breve descripción de la estructura de la música y de cómo debería ser interpretada por la bailarina.

Como percusionista, si entendiendo esto, podré comprender qué se espera de una bailarina, y así comprender qué clase de sonidos podré escoger libremente al tocar para ella.

En cualquier composición musical, tenemos cuatro estratos o capas básicas:

  • Ritmo
  • Melodía
  • Frase orquestal
  • Armonía

Así que, estudiémoslas de una en una:

  1. Ritmo:

Tanto Bailarinas como Percusionistas deberían saber bastante al respecto y de no ser así, deberían leer la primera sección de mi libro/DVD.  Este Libro/DVD y CD -que he escrito y que me encuentro a medio filmar entre Egipto e Inglaterra mientras leéis este artículo-, es un taller didáctico sobre cómo aprender a tocar Ritmos Egipcios y sobre los diversos instrumentos de percusión como la Tabla, Rique, Duffs, Mazhar y Sagat (crótalos).  Este proyecto se editará con la casa ARC Music y será de suprema calidad tanto en grabación, edición y presentación, según los estándares de Hossam Ramzy  / ARC Music.

  1. Melodía:

La melodía es el sonido musical que deriva de las notas musicales tocadas una tras otra en un arreglo secuenciado particular, con espacios de tiempo entre cada nota, para crear una frase musical final.

Tanto en la música Egipcia como en otros muchos estilos de música, la melodía se divide y está creada en un formato de pregunta y respuesta (P & R).  Un solista hará la pregunta y la orquesta tocará la respuesta o viceversa.  Dependiendo del tipo de instrumento que esté haciendo la pregunta, las bailarinas pueden y deben ser capaces de predecir qué clase o tipo de movimiento ejecutar.  He dividido los instrumentos solistas en tres familias para explicar esto más detalladamente:

a. La familia del Nay:

La familia del Nay incluye al Nay (flauta) y al Kawala.  Si deseas escuchar el sonido de estos dos instrumentos, encontrarás buena muestra en el CD titulado ‘Master of the Arabian Flute’ EUCD 1852 (“Maestro de la Flauta Árabe”), disponible en mi página web www.hossamramzy.com.

Cuando suenan el Nay o Kawala, generalmente hacen un sonido legato (largo), que suele ser lento y de formas lineares, que da sensación de respiración, y de presencia persistente y misteriosa.  A veces los músicos de Nay o Kawala pueden tocar sonidos rápidos en staccato, pero en general, estos instrumentos se tocan en legato.  Así que uno espera que la  bailarina realice movimientos lentos y alongados, así como ondulantes y serpentinos; usando movimientos de brazos altos, o a veces abiertos (estilo “orando a los dioses en el cielo”), incluso sentada o arrodillada en el suelo mientras ejecuta dichos movimientos.

A Full Set of 7 Nays

Uno jamás debería esperar ver a una bailarina haciendo shimmis al son del nay o la Kawala, a menos que el solista esté tocando un sonido staccato o rápido.

 

Así que, cuando tocamos percusión para una bailarina sobre un solo de Nay  o  Kawala, por favor, escoge reducir al mínimo posible el uso de fraseos, vibraciones y truquitos varios, y tan solo mantén el pulso y el ritmo constante.

 

b. La familia del Qanun / Oud

El Qanun es un instrumento que tiene 87 cuerdas en grupos de tres.  Cada vez que rasgueamos las cuerdas produce un sonido de “trrrrrrring” característico.  Por lo tanto, si una bailarina traduce este sonido correctamente, debería estar haciendo shimmy para así ser capaz de traducirnos visualmente dicho sonido.

Como percusionistas, deberíamos mantener la percusión lo más sencilla posible durante el solo de Qanun, y tan sólo frasear o adornar al final de un grupo de cuatros y  seguir marcando el pulso con un ritmo constante pero atractivo, para que el músico que toca el Qanun también tenga espacio para respirar.  Se trata de su solo, no del nuestro.

c. La familia intermedia

Diversos instrumentos musicales entran en esta,  impredecible, familia.  Pueden tocarse con sonidos legato, lentos o largos, así como con sonidos de rápido staccato.  Los siguientes instrumentos forman parte de esta categoría:

Los tecladosNos referimos a una especie de piano electrónico que simula los sonidos de muchos de los instrumentos antes citados, o que sintetiza sonidos similares o totalmente distintos.

Se espera que la bailarina se mueva con cada uno de los sonidos de estos instrumentos de acuerdo con la forma en la que los está tocando el solista.  Si toca un sonido, ella se mueve en una dirección con dicho sonido.  Si él cambia el sonido de una nota a otra, ya sea LENTA o RÁPIDAMENTE, ella debería cambiar de dirección cada vez que él cambie de nota.

Esto es lo que significa E = E en su tamaño y dirección. 2000 © Copyright Hossam Ramzy.

Todo se resume en la afirmación “ESTA MÚSICA ME (CON)MUEVE”.  Ni más ni menos.

Como quizá sepas o no, y como siempre he dicho… He visto más bailarinas de las que hay vivas hoy en día en el planeta Tierra.  El único estilo de bailarina por la que tengo algún respeto es la que baila y retrata la música al 100%.  De no ser así, lo que hace no es bailar.  Es otra cosa cuyo nombre desconozco.

Incluso muchas bailarinas me han preguntado: “¿Qué opinas del estilo de Danza Oriental de (algún país en concreto)?”  A lo que siempre contesto: “Este “supuesto estilo” de danza, ¿retrata la música al 100% de manera tridimensional?” “¿TODAS las bailarinas de ese país bailan ese mismo estilo?” De no ser así no me merece ninguna opinión, y no lo podemos llamar estilo de (de cualquier país) de nada.  Ni siquiera en Egipto.  He visto algunas bailarinas en Egipto cuyos movimientos no tenían nada que ver con la música con la que supuestamente danzaban.

No obstante, volvamos al tema que nos interesa, que es: Entender qué es lo que el percusionista espera de una bailarina.  Me gustaría añadir que como los instrumentos antes citados se tocan a menudo en solos, como percusionista deberías esperar que la bailarina exprese el sonido de UN miembro de el grupo bailando a su son mientras usa menos espacio que cuando toca la orquesta AL COMPLETO, y que no se moverá arriba y abajo del escenario creando grandes movimientos de grandes formas.  Esto es lo que marca la diferencia a la hora de crear una forma 3 D del sonido de la música.

La regla es sencilla: E = E en su tamaño y dirección.  2000 © Copyright Hossam Ramzy.

Cuando es la ORQUESTA AL COMPLETO la que toca, deberíamos esperar que la bailarina utilice grandes espacios, creando grandes olas, para parecer tan grande como la propia orquesta.  Cuando toca un solista haz justo lo contrario.  Lo mismo se aplica al percusionista.  Cuando toca la orquesta al completo, ábrete, florea las grandes florituras y acentúa las grandes acentuaciones de la orquestación.  Apoya a la bailarina en sus grandes movimientos.  Cuando es un solista el que toca, contente.  Intenta tan solo mantener  el metrónomo del ritmo básico.  Solo adorna al final de la frase y haz que el SOLISTA parezca y suene ASOMBROSO para la bailarina y el público.  Asegúrate de que la bailarina tenga la oportunidad de disfrutar del solo y a cambio ella, gracias a sus movimientos, obsequiará un momento inspirador a todos los implicados.   Esto también ayudará a la bailarina a hacer menos, pues TÚ eres su guía del volumen de movimiento.  En resumen, debes ayudar a crear la magia para ser parte de la magia.

Como percusionista, me preguntarás el POR QUÉ. Bien, verás,  el solista tocara dentro y fuera del tiempo, alargará la duración de una nota y despegará en un viaje mágico mientras disfruta del momento y de la forma en 3 D de su sonido interpretado por la bailarina.  TÚ eres quien dice a AMBOS (solista y bailarina) así como al resto de la orquesta: “Aquí tenemos una deliciosa versión del 1, 2, 3, 4 del ritmo, pero mirad a la bailarina… ¡que bien está interpretando el solo!; y ahora: Vamos… AQUÍ es donde se acaba el solo y ÉSTE es el nuevo principio de la siguiente frase que deberíais tocar.”

La bailarina le dice al público con su movimiento: “Así es como se ve en 3D el sonido de la orquesta al completo”, y “Así es como se ve el sonido del solista en  3D”.

Eres el arquitecto de esta imagen.  Tú les dices a TODOS, Orquesta, Solistas, Bailarina y Público: Éste es el tamaño.  La escala de este mapa es de 1 : ??? , y eres TÚ quien les traduce a todos el mapa y quien les hace entender las dimensiones de la pirámide que se está creando.

Si una bailarina desea practicar con los distintos sonidos de los instrumentos para así entender mejor las diversas maneras en las que un solista puede tocar, grabé dos álbumes “Source of Fire” EUCD 1305 & “Secrets of the Eye” EUCD 1554 (“Fuente de Fuego” y “Secretos del Ojo”, respectivamente) a modo de introducción para algunas de las bailarinas que no conocen los diversos sonidos de algunos de estos instrumentos, y ayudarlas a habituarse a sus estilos de interpretación.

Aquí me podéis preguntar:

¿Qué debería hacer la bailarina con las Respuestas Orquestales en la parte de P & R de la melodía?

Es deber de la bailarina plasmar la diferencia entre los sonidos de la música.  Por lo tanto, mientras el solista toca su frase y es luego contestado por la orquesta, es cuando la bailarina debería realizar movimientos mayores de acuerdo con la frase melódica de la respuesta orquestal en un E = E en su tamaño y dirección 2000 © Hossam Ramzy.  Así se reflejan, plasman y 3 Dimensionalizan 2000 © Hossam Ramzy  estas respuestas.  Sin embargo, los movimientos en las respuestas no deberían ser tan grandes como los de los movimientos ejecutados durante el LAZMAH, las frases orquestales posteriores a las partes de P&R.  Deberían ser algo mayores que los movimientos para los solistas, y solo expresar la diferencia de los sonidos en el movimiento.

ASÍ PUES, ¿qué es un Lazmah?  Es una frase de orquesta / de orquestación. Ya sea corta o larga.

  1. Frases Orquestales. El LAZMAH:

Estas frases ocurren bien al principio de la composición o en el  medio, entre versos, o para contestar al solista en un diálogo de P&R entre el solista y la orquesta o incluso entre dos solistas.  Como cuando un Nay hace  una pregunta y le responde el Qanun.

Si el Lazmah está siendo tocado por toda la orquesta al unísono o con varias partes arregladas por varias secciones de la orquesta (y por supuesto, dependiendo del tamaño de la orquesta), la bailarina debería disponer de todo el escenario, o de la mayor parte posible, y debería usarlo.  Esta es la parte de la composición en la que la bailarina tiene total libertad para desplazarse, para crear formas mayores que retraten y expresen el sonido musical creado por un número elevado de músicos.

  1. Armonía:

La armonía es un sonido musical que sigue a la melodía principal .Se toca como una segunda o tercera capa o estrato de sonido, que sigue paralelamente y de cerca la melodía.  A veces la Armonía se puede mover contra u opuestamente a la melodía principal (musicalmente hablando), para darle profundidad al sonido y una variedad extra que podemos denominar “Contra Armonía”.  Pero no hagamos las cosas más complicadas de lo que son.

Los músicos no esperan que las bailarinas traduzcan la armonía.  Sin embargo, cuando la armonía se antepone a la melodía  en algunos momentos de la pieza musical, la bailarina debería tomar la armonía como la parte principal de la música a traducir, para presentarla a la audiencia.

Un buen ejemplo de esto: El seguir la armonía se ve claramente expresado en nuestro DVD “Visual Melodies” (“Melodías Visuales”)  2000 © Copyright Hossam Ramzy;  en el tema “We Maly Bas”.  Aquí, en la repetición del segundo verso, hice que los violines reflejasen el solo de Qanun y que además tomaran el control del sonido.  En este momento, Serena coreografió esa parte de la orquestación armónica y la plasma como la parte principal de la melodía de esa repetición del segundo verso.  Cuando el solo regresa al Qanun, Serena vuelve a E = “Ear” 2000 © Copyright Hossam Ramzy el solo del Qanun.

Un 100% de plasmación y 3 Dimensionalización 2000 © Copyright Hossam Ramzy de la composición musical.

Habiendo explorado los diversos niveles de traducción musical que los músicos pueden esperar de las bailarinas, siempre me ha rondado la mente “¿Cómo deberían los músicos apoyar a las bailarinas mientras actúan?”

Personalmente, creo que es MI DEBER como percusionista el hacer comprensible, -tanto para la bailarina, la orquesta (incluidos los solistas) y el público-, cada frase del ritmo.  Debo hacer que TODOS sepan dónde está cada barra de la música, y les debo hacer saber a TODOS dónde va a comenzar el siguiente grupo de cuatro barras.  La capacidad de ser predecible es la mejor garantía de que todos sentirán la “onda”.

La música de baile está creada en grupos de cuatro.  Incluso si el ritmo no es del tipo 4/4, las frases musicales cambian o se repiten en grupos de cuatro.  Ocasionalmente están en grupos de dos o con una única barra extra, pero esto no es lo común.

Es trabajo del percusionista el mantener el tempo (ritmo) e informar a todos los miembros del grupo, incluida la bailarina, dónde se supone que ocurrirán los cambios musicales.  En Árabe, al percusionista se le llama “Daubet Al Iqaa” –“El que controla el pulso y el compás”.  Así que limítate a hacer tu trabajo.  De forma maravillosa.

El percusionista debe crear el constante sonido musical caracterizado por golpes de ritmo que ocurren de forma regular, sobre el que la orquesta pondrá su melodía, entrando y saliendo de su constancia.  Una vez esto se consigue, él/ella  tiene licencia para decorar el ritmo y acentuar los diversos pasos estéticos de la bailarina, que son creados por su 3 Dimensionalización de la música. 2000 © Copyright  Hossam Ramzy.

Las bailarinas realizan diversas formas y acentos con sus movimientos, divididos en distintas cuentas de acuerdo con el número de golpes en la barra del ritmo de la canción.  Se espera que el percusionista remarque los acentos más fuertes que ella haga.  Él/ella puede acentuarlo con un golpe de la palma de la mano (sakkah) o, si es en una parte suave y delicada de la música, puede acentuarlo con un “tick” realizado con la mano cóncava.

En partes orquestales, como las introducciones, personalmente me gusta tocar de forma tan constante como me sea posible, manteniendo el ritmo limpio y claro, y  expresando florituras solamente donde lo requiere la música.  Esto hace la frase comprensible para todos los miembros del grupo y asegura que cuando decido añadir algo extra, como un fraseo o frase decorativa, ésta se oirá y apreciará.  Tras la gran introducción viene la sección de las preguntas y respuestas.  En esta parte me gusta comprender de manera profunda tanto la pregunta como la respuesta, y entender la intención del compositor, si éste no soy yo.  Ante todo quiero saber:

¿Quién formula la pregunta? ¿El solista o la orquesta?

¿Quién responde? ¿El solista o la orquesta?

¿Qué solista está tocando? ¿Se trata del Nay, del Acordeón, del Violín, del Qanun, de la Trompeta, del Saxofón, de los teclados, o del Oud?

¿Cuánto dura la pregunta?  ¿Y la respuesta?  ¿Necesito llenar cualquier espacio dejado fuera de la pregunta o de la respuesta?

Independientemente de lo larga o corta que sea la pregunta, descubrirás que la respuesta completará el ciclo de ritmo para dicha pregunta.  Si no es así, tienes licencia para completar el ciclo.  Pero hazlo con sensibilidad.  Haz que TODOS, orquesta, solista, bailarina y audiencia entiendan dónde debe comenzar la siguiente frase.

Presto especial atención al hecho de que debo respetar el espacio del solista y que debo dejarle suficiente margen para que sea creativo mientras, al mismo tiempo, le proporciono el ritmo sobre el que tocar.  Nunca intento lucirme por encima de lo que él está tocando simplemente porque lo que él está improvisando resulta estar derritiendo mi corazón de alegría.  Cuando la orquesta contesta con la sección de respuesta, debo indicarlo y acentuarlo tocando el ritmo más fuertemente o decorándolo ligeramente.  Descubrirás que la sección de pregunta y respuesta de la música discurre en grupos de cuatro.  Cuatro preguntas y respuestas, posiblemente cuatro veces.  Los percusionistas deben dejar muy claro para la bailarina cuál es la última frase del grupo de cuatro que está bailando.

Así pues, para el percusionista también se cumple E = E 2000 © Hossam Ramzy.  Cuando la orquesta toca una sonora introducción, o una frase del tipo que va en mitad de la canción, tocamos la percusión con fuerza, tus florituras son mayores y tocas con más volumen (pero sin ser imperioso).  Cuando se trata de la parte de un solista, tocas más suavemente y menos para así dejar más espacio al solista.  Tan solo estás creando el ritmo para el solista y la bailarina, a la vez que lo mantienes constante y preciso.

  1. Primer Verso:

Este será entonces el primer verso (en música y canciones Árabes se denomina Math-Hab {la (Th) se pronuncia aquí como en la palabra inglesa THE; no como en el término inglés THIEF, donde sonaría como la C de CERA en castellano}.  En jerga o Argot Egipcio se lo conoce como MazHab, refiriéndose al principio u obertura de la canción; o si se trata de una pieza de baile, será el primer cambio hacia otra parte, que podemos tratar como verso.  ¿Qué esperamos en este punto?  Esperamos otra versión de P&R entre un solista y la orquesta.  Y la manejamos de la misma manera que lo hacíamos en la sección de MELODÍA.  Esto se debe a que en una canción, generalmente el cantante interpreta parte de la línea y la orquesta le contesta.  Así que estamos ante un formato P&R.

  1. Segundo Lazmah:

¿Es realmente necesario que lo vuelva a explicar?

6a. Otro Modo o Tipo:

Tras el 1er Verso la música no siempre derivará directamente en otro Lazmah, sino que puede ir a otro modo, como un cambio de ritmo o un completo cambio de color, como el de un sonido clásico hasta una frase de Saidi, o un estilo completamente distinto.  Esto depende del compositor.

  1. Segundo Verso:

En una canción, tras el segundo Lazmah tendremos el segundo verso, que es otra secuencia de P&R, así que trátalo como a tal.

Entonces puede venir otro Lazmah seguido por un verso y luego el finale de la canción; o si es en una pieza de danza, encontraremos otro color y un cambio completo de Modo, seguido por otro cambio de Modo hasta que llegamos a un intervalo de música que introduce un Taqasim de Baladi o un Solo de Percusión, luego el finale que está relacionado con la primera introducción musical… las posibilidades son infinitas.

Pero ya sabes…  Una gran interpretación es un ESFUERZO DE GRUPO, no un show individual, y tanto el percusionista como la bailarina deben saber qué se supone que deben hacer.  Si tocas o bailas de manera que tú y solo tú destaques, acabarás pareciendo el patito más feo del grupo.

EL MEJOR PERCUSIONISTA ES EL PERCUSIONISTA QUE ESCUCHA

LA MEJOR BAILARINA ES LA BAILARINA QUE ESCUCHA

Con Mucho Ritmo Como Siempre,

Hossam Ramzy

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save